Carpe Diem, aprovecha el momento | TuCoach en Barcelona

Carpe Diem, aprovecha el momento

Estamos convencidos que la vida será mejor en el futuro, o eso intentamos creer, sobre todo cuando las cosas no van como queremos. La recurrente frase “Carpe Diem”, o lo que es lo mismo, “Aprovecha el Momento”, es una forma de dar la importancia que se merece a estar conscientes en el presente, porque es lo que es real. Así es porque el pasado ya no está aquí, no es real, es un pensamiento, un recuerdo. No podemos interferir en lo que ya pasó. Del mismo modo, el futuro tampoco existe en este momento, y cualquier pensamiento que tengamos sobre él es irreal, porque no sabemos a ciencia cierta qué ocurrirá en el futuro.

Sobre el futuro no podemos interferir, ya que no ha ocurrido todavía. La única diferencia respecto a lo que sucede con el pasado es que de alguna manera podemos tener influencia en el futuro desde el presente, pero es muy limitada. En realidad, es sobre el presente que podemos intervenir para crear un futuro más halagüeño. Debemos aprovechar el momento, el “Carpe Diem“. Lo que hacemos en el presente es lo que nos puede ayudar a crear un futuro más acorde con nuestros deseos. Ahora bien, siempre estamos volviendo al mismo lugar: el presente. Cualquier momento se crea desde el presente, ya sea ese presente inmediato, o un futuro cercano o lejano.

Cuando se aprovecha el momento, uno es capaz no sólo de disfrutar el presente conscientemente, sino que además puede ir dirigiendo su camino hacia la construcción de un futuro deseado. La reflexión sobre lo que somos, lo que necesitamos y lo que nos apasiona, en el presente claro está, es el primer paso que nos prepara el camino para llegar a ser y lograr lo que queremos. Sin embargo, es cuando llevamos a cabo pequeñas acciones o tomamos algunas decisiones, que empezamos a construir nuestro nuevo presente y nuestro nuevo futuro. Por este motivo es vital el “Carpe Diem“, para poner la atención en el momento presente.

La felicidad no existe sino es en el presente, vía el “Carpe Diem“, y es por esta razón que, o se vive el momento, o no se puede ser feliz. No hay mejor momento para ser feliz que no sea ahora mismo, pero nos cuesta asumir que no haya nada mejor, y creemos que debemos lograr antes lo que deseamos. Por supuesto que es importante no dejar de lado nuestros objetivos y perseguir nuestros sueños, pero ello no debe ser una escusa para negarnos el disfrute y aprovechar la vida en el momento presente. De hecho, tener un sentido de vida y unos objetivos es causa de felicidad y satisfacción, y es mejor aprovechar que tenemos eso que lamentarnos por no haber logrado aún los resultados que ansiamos.

Carpe Diem

El “Carpe Diem” es aprovechar ese momento en el cual podemos disfrutar el presente, sin dejarlo escapar, saboreando su placer y/o satisfacción. Siempre es importante valorar lo que se tiene, las pequeñas cosas, y no perder de vista lo que nos hace felices en realidad. Aquí te dejo mi regalo para que empieces a aprovechar el momento y disfrutar de las pequeñas cosas bellas de la vida, el maravilloso poema de Walt Whitman que nos acerca al “Carpe Diem”:

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,

sin haber sido feliz, sin haber alimentado tus sueños.

No te dejes vencer por el desaliento.

No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,

que es casi un deber.

No abandones las ansias de hacer de tu vida algo

extraordinario.

No dejes de creer que las palabras

y las poesías, sí pueden cambiar el mundo.

Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.

Somos seres llenos de pasión.

La vida es desierto y es oasis.

Nos derriba, nos lastima, nos enseña,

nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia.

Aunque el viento sople en contra,

la poderosa obra continúa:

Tú puedes aportar una estrofa.

No dejes nunca de soñar,

porque sólo en sueños puede ser libre el Hombre.

No caigas en el peor de los errores:

el silencio.

La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes, huye…

“Emito mis alaridos por los tejados

de este mundo”,dice el poeta.

Valora la belleza de las cosas simples.

Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,

No traiciones tus creencias.

porque no podemos remar en contra de nosotros mismos:

Eso transforma la vida en un infierno.

Disfruta del pánico que te provoca

tener la vida por delante.

Vívela intensamente, sin mediocridad.

Piensa que en ti está el futuro

y encara la tarea con orgullo y sin miedo.

Aprende de quienes puedan enseñarte.

Las experiencias de quienes nos precedieron,

de nuestros “Poetas Muertos”,

te ayudan a caminar por la vida.

La sociedad de hoy somos nosotros:

Los “Poetas Vivos”.

No permitas que la vida te pase a ti

sin que la vivas …

¿Aprovechas el momento para empezar a crear tu futuro deseado? ¿Hay lugar en tu ajetreada vida para el “Carpe Diem”?

Vía|La sangre de mis maestros

Imagen cortesía de stockimages|Freedigitalphotos.net

Si te ha gustado, compártelo en tu red
Social tagging: > > > > > >

Deja un comentario

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: