Cómo evitar el estrés | TuCoach en Barcelona

Cómo evitar el estrés

Evitar el estrés no es tarea fácil cuando vivimos en una sociedad caracterizada por el ritmo frenético del día a día, con muchas exigencias, y en la que los cambios constantes nos impiden relajarnos cuando algo tenemos aprendido. Aún así, vamos a ver a continuación qué herramientas disponemos para evitar el estrés en la medida de lo posible.

El problema del estrés crónico

Una de las grandes preocupaciones de las personas que se ha vuelto más relevante en las últimas décadas es cómo hacer frente al estrés en un mundo cargado de exigencias en el día a día. Tanto en el ámbito familiar, social y laboral, el estrés aumenta como consecuencia de un ritmo que nos obliga a estar a la altura de las continuas demandas.

Si bien no podemos agradar a todos siempre, ni llegar a todo lo que queremos hacer y si nos exige en ocasiones, tampoco queremos dejar de cumplir con los que nos rodean. Sin embargo, la cuestión es cómo evitar el estrés que se deriva de ello. Las prioridades no nos vienen dadas casi nunca, y nos vemos en la obligación de priorizar nosotros mismos. Ello nos crea ansiedad por miedo a equivocarnos y no acertar en el juicio que nosotros mismos hemos hecho al considerar unas tareas o exigencias como prioritarias frente a otras que hemos debido considerar secundarias.

La respuesta en forma de estrés no es mala en sí misma si este estrés no se prolonga en el tiempo y es únicamente un estrés adaptativo, para equilibrar la situación de confrontar las exigencias puntuales con nuestra capacidad de llegar a cumplir con todo. Ahora bien, cuando el estrés es una constante en nuestra vida y no es posible tener un equilibrio emocional mantenido durante cierto tiempo, decimos que el estrés se cronifica y se vuelve dañino para la salud física y mental dele individuo.

Para evitar que el estrés devenga un problema al hacerse crónico, vamos a ver a continuación qué herramientas podemos utilizar para evitar el estrés.

Herramientas para evitar el estrés

Hay una serie de herramientas de las cuales podemos hacer uso para evitar el estrés en algunas situaciones de nuestra vida:

1. Pensamiento Positivo: Se ha descubierto que reír disminuye los niveles de hormonas del estrés, reduce la inflamación en las arterias y aumenta los niveles de colesterol bueno (HDL).

cómo evitar el estrés

2. Meditación: La práctica de la meditación consiste en un pensamiento enfocado hacia uno mismo y caracterizado por una respiración profunda, que reduce los factores de riesgo de la enfermedad cardiaca como la hipertensión. El yoga y la oración, cercanos a la meditación, pueden también relajar la mente y el cuerpo.

3. Ejercicio físico: Cada vez que uno está físicamente activo, ya sea dando un paseo o practicando algún deporte, tu cuerpo libera químicos que promueven el buen ánimo y que se denominan endorfinas. El ejercicio no libera únicamente del estrés sino que también protege frente a la enfermedad cardiaca al reducir la presión sanguínea, fortalecer el músculo cardiaco y ayudar a mantener un peso saludable.

4. Desconexión: Mientras sígamos dando vueltas a las mismas cosas que nos crean el estrés no podremos escapar de él. Necesitamos encontrar momentos para desconectar del teléfono, ordenador, televisión, etc. La tecnología nos facilita la vida en muchos aspectos, pero nos puede robar también si lo permitimos una gran parte de nuestro tiempo de relajación, además que son fuentes que propician la actividad de nuestra mente, impidiendo la paz mental.

5. Actividades de Ocio: Nada mejor que cada uno encuentre esas cosas simples que a él o a ella le invitan a la relajación y la desconexión del mundo, como un baño caliente, escuchar música, ver una película, salir a pasear por el parque, leer un buen libro, etc.

6. Organización: En ocasiones el estrés se puede evitar llevando una organización de las tareas que debemos realizar. Cuando no hay un orden, las actividades se nos pueden acumular y podemos sentirnos abrumados por todo lo que hay qué hacer sin saber cómo hacerlo. Cuando pasamos a planificar y ordenar lo que tenemos que hacer, podemos sentirnos más aliviados y evitar el estrés malo.

Vía|QueAprendemosHoy.com, Wikihow

Imagen cortesía de geralt|Pixabay.com

Si te ha gustado, compártelo en tu red
Social tagging: > > > > >

Deja un comentario

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: