Desempleados de larga duración. ¿Qué salidas tienen? | TuCoach en Barcelona

Desempleados de larga duración. ¿Qué salidas tienen?

 

Los desempleados de larga duración disponen de varias salidas para hacer frente a su situación, como acceder a ofertas de empleo, no siempre factible para todos, lanzarse al autoempleo, seguir formándose, solicitar ayudas o subsidios, o buscar trabajo en otro sector, ciudad o país con más oportunidades laborales.

Situación de los desempleados de larga duración en España

Los desempleados de larga duración es un colectivo que ha ido aumentando en gran medida en los últimos años, especialmente a raíz de la crisis económica vivida en España a partir de finales de 2008 y sobre todo a partir de 2009. Lejos de ver una tendencia que indique que el desempleo de larga duración vaya a disminuir, la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2014 ratifica que el número de desempleados de larga duración sigue aumentando, al incrementarse en ese periodo en 9.900 personas que perdieron su trabajo hace un año.

Los resultados de la encuesta de población activa (EPA) para el conjunto de 2013 reveló que el 62% de los seis millones de parados llevaban más de un año sin lograr empleo, una proporción muy cercana al nivel récord (65%) alcanzado en 1987. Y eso no es todo, ya que además, el Instituto Nacional de Estadística, indica que uno de cada cinco desempleados están en esa situación desde hace más de tres años.

En 2007 las personas que estaban desempleadas más de tres años suponían un 13% del desempleo total, mientras que en 2013 esa proporción llegó al 21% de desempleados de larga duración. Mientras el desempleo de muy larga duración no deja de avanzar, el número de desempleados que llevaban menos de un año en búsqueda de trabajo ya registró un descenso significativo, de más del 10%, en relación a 2012.

Opciones para desempleados de larga duración

En realidad no hay ningún tipo de contrato destinado específicamente a los desempleados de larga duración, pero existe una medida para incentivar su vuelta al mundo laboral, presentada a través de la reforma laboral. Esta iniciativa consiste en que las empresas tendrán una bonificación en la cuota de la Seguridad Social de hasta 4.500 euros, siempre y cuando contraten a mayores de 45 años que lleven 12 de los últimos 18 meses en paro. A esta subvención se sumarán 1.300 euros anuales hasta tres años, y 1.500 euros más, en el caso de ser mujer en sectores sin presencia femenina.

Los desempleados de larga duración que no tengan la oportunidad de conseguir un trabajo en los próximos meses, y se les hayan agotado las prestaciones y los subsidios por desempleo, pueden recurrir a las ayudas extraordinarias, que están representadas por la “Renta Activa de Inserción y el “Plan Prepara“.

desempleados de larga duración

Otra de las posibilidades a las que pueden acogerse estas personas es a los subsidios por desempleo, y a través de la “ayuda familiar“, pueden cobrar 426 euros al mes. Sus beneficiarios serán los parados que carezcan de rentas, con responsabilidades familiares y que hayan agotado la prestación por desempleo, o bien no pueden cobrarla porque tienen cotizaciones superiores a tres meses, pero no llegan al año necesario.

Para los mayores de 55 años hay otra ayuda de similares características y de idéntica cuantía, que el trabajador recibirá hasta alcanzar la edad de jubilación.

Algunos expertos defienden a ultranza que una mayor inversión en orientación laboral dirigida a trabajadores mayores de 55 años, a la larga, favorecería la reinserción el el mercado de trabajo, la prolongación de la vida laboral y su envejecimiento activo.

Las mejores salidas laborales

La submuestra de la encuesta de población activa (EPA) corrobora una vez más lo que todos los estudios sobre el mercado laboral señalan: a mayor formación, mayores probabilidades de encontrar empleo. Dos tercios de los 38,6 millones de residentes en España con más de 16 años tienen una formación equivalente, como máximo, al bachillerato. De este amplísimo colectivo de formación básica, apenas la mitad es activo en el mercado laboral, con tasas de paro muy altas, del 33%.

Sin embargo, los trabajadores con estudios superiores multiplican las salidas laborales, sobre todo en el caso de las personas con formación en ciencias de la vida (bioquímicos o biólogos), informática o matemáticas, con tasas de empleo (la proporción de ocupados sobre la población mayor de 16 años) cercanas al 75%.

Los matemáticos y estadísticos son también los que tienen menos paro, apenas el 7%, una proporción muy similar a la tasa de paro que la economía española tenía justo antes de la crisis. Los trabajadores formados en ciencias de la vida también tienen una tasa de paro, del 12,4%, muy inferior a la media española en 2013 (26% de desempleo). Los que tienen formación en Derecho completan el podium de los sectores formativos con menos desempleo (un 12,5%).

¿Los desempleados de larga duración en España tienen realmente salidas laborales o están condenados a vivir de los subsidios y ayudas?

Vía|Elpais.com, Consumer.es

Más información|Ayuda-T Pymes, Diarioinformacion.com

Imagen cortesía de geralt|Pixabay.com

 

Si te ha gustado, compártelo en tu red
Social tagging: > > > > > > >

Deja un comentario

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: