Hablando de felicidad… | TuCoach en Barcelona

Hablando de felicidad…

  

felicidadLa felicidad es un bien preciado que al contrario de lo que se piensa, no sobreviene sino que se crea. Siempre es un buen momento para tomar la felicidad. Haz tuya la felicidad hoy en vez de esperar que te la ofrezca alguien o la vida. Al margen de la historia personal de cada uno, siempre hay un resquicio donde cabe un poco de felicidad para gozar de la vida. Vamos a ver enseguida cómo podemos construir una vida más dichosa.

Empecemos con la cita del filósofo Friedrich Nietzsche:

“El destino de los hombres está hecho de momentos felices, toda la vida los tiene, pero no de épocas felices.”

La felicidad está compuesta de momentos. Tomemos una época que uno considere que fue mayormente feliz. Ahora reflexionemos si realmente todos los momentos de aquella etapa fueron felices. Lo más probable es que no sea así. Nos figuramos que fue una época feliz porque recordamos solo lo bueno, lo que nos aportaba felicidad. Es posible que también se deba a que sopesando lo que nos pasó, en conjunto el balance fuera positivo.

Ahora bien, a pesar de los problemas y preocupaciones, la felicidad es posible si uno toma conciencia de que realmente muy pocas cosas son importantes en la vida. La mayor parte de veces lo que nos tiene absortos son más bien nimiedades, que poco tendrían que impactar nuestra felicidad. Así que mejor no permitamos dejar de ser felices la mayor parte del tiempo. Recordemos lo que dijo al respecto de la felicidad el escritor Jorge Luis Borges:

“He cometido el peor pecado que uno puede cometer. No he sido feliz.”

No conviene que nos dejemos llevar por las circunstancias, porque cuando las cosas no van tan bien como esperamos, podemos caer en el desánimo y no aprovechar las cosas buenas que tenemos. El filósofo John Locke alude a crear nuestra felicidad en nuestra mente para no depender exclusivamente de lo que nos pasa, que es algo que no podemos controlar totalmente:

“Los hombres olvidan siempre que la felicidad humana es una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias.”

La felicidad también viene dada por querernos a nosotros mismos tal y como somos en este momento. De hecho, no se concibe que alguien pueda ser feliz si no tiene algo de amor propio.

Sin embargo, la felicidad también se consigue buscando la mejora personal a través del desarrollo de habilidades, autoconocimiento, comunicación con los demás, etc. La escritora Germaine de Stäel no lo dudaba:

“¿Qué es la felicidad sino el desarrollo de nuestras facultades?”

Por esta razón, nuestro bienestar personal también está influenciado por el desarrollo de nuestros talentos y sentirnos realizados personal y profesionalmente. En este sentido, cobra gran importancia para nuestra felicidad que tengamos una visión y una misión de vida. Encontremos pues un propósito de vida, un motivo por el que vivir y encontrar nuestra felicidad, y orientémonos siguiendo un rumbo acorde con él. Es fundamental saber por dónde vamos y saberse en el camino. Así lo alude Jorge Bucay:

“La felicidad es la certeza de no sentirse perdido.”

Para acabar este artículo de coaching para la felicidad, solo me queda decirte que nunca olvides lo más importante de esta vida de cara a tu felicidad, y que resumió Pearl S. Buck de esta forma:

“Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad.”

Imagen cortesía de suphakit73 |Freedigitalphotos.net

Si te ha gustado, compártelo en tu red
Social tagging: > > > > > > > > > > > > > >

Deja un comentario

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: