La Utilidad de la Formación | TuCoach en Barcelona

La Utilidad de la Formación

La formación es una de las mejores opciones disponibles hoy en día para aumentar la facturación, disminuir los costes, mejorar la empleabilidad, encontrar un buen puesto de trabajo, etc. Sin embargo, la formación no se percibe a veces como una verdadera solución a los problemas de la gente, porque no siempre se sabe qué hacer con lo que se aprende en los cursos de formación. Muchas ofertas de formación se concentran en el contenido para proporcionar conocimientos sobre diferentes materias, pero esto no es lo que siempre buscan las personas.

La formación que necesita la gente es útil si después uno es capaz de llevar lo aprendido a la práctica, de forma que se consigan resultados. ¿Cómo conseguirlo? Ese es el reto de la formación del siglo XXI. Las emociones que se experimentan son esenciales para que la formación tenga éxito, primero porque es con lo que se queda frecuentemente el alumno (los conocimientos suelen olvidarse rápidamente…), y segundo porque las emociones son la palanca que lleva a la acción, y la acción es lo que permite obtener resultados.

cursos de formaciónEl curso de formación requiere despertar el interés del alumno por comprometerse en lograr resultados con lo aprendido. El valor de la formación está en aportar interés y motivación por incorporar los conocimientos en nuestra vida personal y/o profesional. Las tutorías de los cursos de formación pueden ayudar a conseguir ese compromiso del alumno, sobre todo en las formaciones online. Normalmente necesitamos del otro para automotivarnos y obtener feedback que nos facilite asimilar los conocimientos. Los profesores que nos atienden con deseos de ayudarnos pueden marcar sin duda la diferencia entre un curso y otro, porque nos pueden guiar precisamente a llevar a la práctica lo aprendido y estimular el logro de resultados.

 la utilidad de la formación

Parece mentira que en época de crisis muchas empresas hayan decidido reducir sus presupuestos de formación para trabajadores, y sin embargo esa es la realidad concluyente según varios estudios. El problema paradójicamente es que en época de transformaciones es cuando es más necesario reciclarse y aprender cosas nuevas porque la competitividad de las empresas depende de cómo se adapten sus trabajadores y estén preparados para adquirir nuevos conocimientos específicos.

Según los datos de Elogos, en términos globales, puede decirse que en España se forma anualmente el 32% de los trabajadores, frente al 52% de media en el entorno europeo. Por lo tanto hay una brecha importante con nuestros vecinos europeos que será necesario cerrar cuanto antes si queremos que nuestras empresas sean competitivas en los mercados internacionales. Por ello, será necesario prestar más atención a la formación de los trabajadores como complemento e incluso requisito de la recuperación económica en España. Hasta ahora el fomento de la competitividad en las empresas se ha basado en la reducción de costes, entre ellos los de mano de obra, vía reducción de salarios en muchos casos. Quizá vaya siendo ya hora de enfocar la competitividad de las empresas en la formación, para aumentar la productividad de los trabajadores y los resultados de las empresas.

En definitiva, debemos tener en cuenta que la formación de nuestros trabajadores no es un gasto, sino que representa una inversión, que nos permitirá contar en el futuro con buenos profesionales adaptados a las políticas y funcionamiento de la empresa. Con ello conseguimos no solo trabajadores motivados y capacitados para realizar sus funciones en los puesto de trabajo de la empresa, sino que evitamos los costes asociados a la rotación de los recursos humanos, los de reclutamiento y selección de nuevo personal.

Más desarrollo personal para los trabajadores es lo que sin duda hará falta en las empresas que deseen ser viables y competitivas en el futuro. Y aún así, los profesionales no deben esperar que sean las empresas las que les brinden la formación que necesitan, sino que tendrán que ser proactivos y proporcionársela ellos mismos, ya sea a través de la empresa como por su cuenta. Los mejores profesionales, aquellos con más oportunidades, tienen que ir por delante en cuanto a resolver las necesidades de las empresas, aportando antes que nadie lo que a ellas les hace falta para solucionar sus problemas.

¿Has considerado la formación como un objetivo personal o profesional? ¿Sabías la gran utilidad de la formación para reciclarse y mejorar tus habilidades?

Vía|Elogos.es, Talenttools.es

Más información|RrhhhMagazine.com, Ayuda-T Pymes, Cursos de Formación Online

Imágenes cortesía de jscreationzs y Master isolated images|Freedigitalphotos.net

Si te ha gustado, compártelo en tu red
Social tagging: > > > > > > > >

Deja un comentario

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: