Trabajar en lo que te apasiona

Trabajar

Trabajar en lo que te apasiona y constituye tu vocación no tiene porqué ser imposible.

¿Es una fantasía trabajar en lo que a uno le gusta? ¿Qué reporta al bienestar de una persona trabajar en lo que le apasiona? ¿Qué diferencias hay entre tarea, carrera y vocación? ¿Trabajar en tu vocación contribuye a tu éxito?

En este artículo vamos a abordar todas las anteriores cuestiones proporcionando información valiosa y útil para las personas que se planteen cómo sería su vida si se dedicasen a trabajar en aquello que más les apasiona.

Trabajar y descubrir nuestra pasión o vocación

Uno se siente más motivado por lo que le gusta, haciendo algo en lo que se siente bien y puede desarrollar sus talentos. La cuestión es descubrir cuál es realmente nuestra vocación y aquí es donde el Coaching es de gran ayuda.

Cuando alguien se dedica a lo que es su vocación puede aportar mucho más a la sociedad. Claro que también se añade valor al trabajar en algo que uno tolera o que incluso no le desagrada, pero es difícil que se entregue con la misma intensidad que cuando alguien se ocupa en trabajar en lo que constituye su pasión.

Trabajar y diferencias entre tarea, carrera y vocación

Cuando nos planteamos nuestro trabajo como una tarea a realizar, solo vemos el esfuerzo de la misma y la necesidad u obligación de hacerla. Es el caso de muchas personas que únicamente piensan en el salario o retribución que van a percibir por sus servicios, siendo los mismos la única motivación que tienen para trabajar.

Luego está el caso de las personas que ven su trabajo y vida profesional como una carrera para promocionarse y ganar más dinero. Entonces ya no es simplemente la retribución económica lo que se busca al trabajar, sino que motiva el incremento de poder o prestigio.

La vocación es lo que convierte el trabajo en disfrute y fin en sí mismo, ya que la persona lo hace por elección y con pasión. De esta manera, puede dar lo mejor de sí misma, contribuyendo mucho más a la sociedad, y en consecuencia (ya no como fin en sí mismo) recibir unos ingresos superiores por sus servicios de alta calidad.

Trabajar y fijarse objetivos efectivos

Un famoso estudio realizado en la Universidad de Stanford en los años veinte con 1.500 niños superdotados, reveló que uno de los factores fundamentales para el éxito profesional era la tendencia a fijarse metas, por delante de la inteligencia.

Cuando tenemos claro nuestro objetivo profesional, entonces es posible avanzar a pesar de los miedos, preocupaciones y obstáculos que pueden haber en el camino. Las personas que definen su objetivo profesional pueden enfocarse en él y seguir adelante aunque a veces “caigan”, porque tendrán un motivo por el que “levantarse”.

Ahora bien, es muy importante que se fijen objetivos efectivos: que sean alcanzables, medibles, específicos y de acuerdo con los deseos y valores verdaderos de las personas.

Trabajar y requisitos para alcanzar objetivos

Para trabajar en lo que nos gusta necesitamos formular objetivos profesionales adecuados, tal y como hemos visto, pero también requiere unas habilidades personales:

1/ Autoconfianza: creer en nosotros mismos y en nuestra capacidad de logro, así como creer en nuestros objetivos.

2/ Perseverancia: la fuerza de voluntad nos mantiene centrados en nuestros objetivos y no “lanzar la toalla” cuando se presente el más mínimo contratiempo.

3/ Motivación: extraer de nosotros mismos la chispa de la motivación es lo que prende la llama para desatar corrientes de energía que nos encauzarán a ir tras lo que deseamos con entusiasmo y nos haga más fácil la travesía.

El Coaching es el arte que ofrece a las personas la posibilidad de disfrutar plenamente de su vida, mediante el conocimiento de sí mismas y la consecución de sus objetivos profesionales y personales. En este sentido, el Coaching nos ayuda por un lado a descubrir el sentido de nuestra vida, vocación y pasiones, y por otro lado, nos ayuda a fijarnos objetivos claros y medibles, al igual que contribuye a aumentar nuestra autoconfianza, perseverancia y motivación, fundamentales para conseguir una vida satisfactoria.

Para acabar este artículo, me parece conveniente citar esta frase del filósofo ruso Nicolás Berdiaeff:

“La libertad en la vida social debe dar a todo hombre la posibilidad efectiva no sólo de cubrir las necesidades de su existencia, sino la posibilidad de manifestar sus energías creadoras y de realizar su vocación.”

Si te ha gustado, compártelo en tu red
Social tagging: > > > > > > > > > > > > > > > > >

5 Responses to Trabajar en lo que te apasiona

  1. buenos días Manuel, desde luego con este post has dado de lleno en uno de los temas que muchos profesionales se plantean a lo largo de su vida profesional.
    ¿me gusta mi trabajo? ¿me siento realizado con lo que hago? ¿es esta mi vocación? ¿trabajo en este área porque no tengo otras opciones? ¿que hubiera sido de mi profesionalmente si ….. ? podría seguir con las preguntas, pero creo que no tendríamos espacio suficiente.
    Las verdad es que lo ideal es trabajar en lo que no solo se nos da bien, sino que además nos llena y nos hace sentirnos realizados como personas y como profesionales, pero no todo el mundo puede decir eso , verdad
    En cambio , si creo que todos podemos cambiar nuestra actitud hacia nuestro trabajo diario de forma que no se nos arrastre a una insatisfacción como persona y profesional, siempre podemos marcarnos nuestras propias metas, retos, de forma que veamos un reto , nuestro día a día no como una carga más sino como una fuente de oportunidades para mejorar día a día.
    Magnifico post.
    Gracias ¡¡
    un saludo
    Rafael
    @rafalgrol
    http://marketingventasparatodos.wordpress.com

    • Manuel Mata dice:

      Buenos días Rafael,

      Te agradezco tu comentario y más al haber aportado tanto valor en él. Son excelentes las preguntas que planteas y que cada uno puede responderse y así comprenderse a él o ella mismo/a mejor.

      Es cierto también que no todo el mundo puede dedicarse completamente a lo que desea en un momento dado, pero sí que puede trabajar para conseguirlo (fijarse objetivos) en un plazo de tiempo, posiblemente primero dedicándose a tiempo parcial y más adelante a jornada completa, si uno se lo propone.

      Por supuesto, lo que sí podemos es cambiar nuestra actitud mientras tengamos que ir a nuestro trabajo habitual, aunque no resignarse, sino considerando que puede ser algo temporal. Ya que uno tiene una meta profesional que alcanzar, puede relativizar lo que vive en el trabajo diario, pero mi opinión es que no hay que conformarse con vivir una vida profesional insatisfactoria.

      Ya sé que en esta coyuntura económica parece que todo lo que suponga más que sobrevivir parece irreal y utópico a algunos, pero si no miramos más allá de nuestras narices, corremos el riesgo de perder las oportunidades que se nos presenten.

      Una vez más gracias por compartir!
      Un saludo,

      Manuel

  2. Es cierto que no todo el mundo se puede permitir el lujo de dedicarse a lo que es su verdadera vocación. Aunque es posible que sea más gente de la que en principio cree que puede hacerlo.
    Otra posibilidad sería desarrollar tu pasión de manera “amateur” en tus ratos libres, hasta que llegues a un punto en el que por tu nivel y circunstancias puedas abandonar tu trabajo actual y dedicarte a lo que sí constituye realmente tu vocación.
    Además de eso es importante ver en tu trabajo las cosas que te acercan a cumplir lo que siempre has deseado.
    Un saludo.

    • Manuel dice:

      Gracias Iván por compartir tu punto de vista. Cuando de entrada alguien necesita tener unos ingresos y al empezar todavía no obtiene los necesarios, puede ser una buena opción desarrollar su pasión a tiempo parcial, poco a poco, pero sin renunciar nunca a lo que le gusta.
      Con el tiempo ya se verá la manera de rentabilizar más tu vocación y dedicarte a ello como tu actividad profesional principal.

      Como bien dices, a mi manera de ver, es fundamental ver en tu trabajo las cosas que te acercan a tu propósito de vida, y que quizá en un primer momento podría ser el sueldo, como recurso necesario para invertir en tu futuro profesional deseado.

      Un saludo

Deja un comentario

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: